Al Real Madrid no le faltan ganas de ganar, pese a que Benzema esté ‘desaparecido’

Uno de los méritos del Real Madrid que se ha clasificado como primero de grupo para los octavos de la Champions está en que lo ha conseguido sin ningún gol de Benzema. El Balón de Oro ha estado ‘desaparecido’ en la fase de grupos desde que se retiró del campo en Glasgow, alarmado, y activando todo tipo de precauciones. Benzema, por una fatiga muscular, ha dosificado sus apariciones y el equipo no se ha resentido. Esto es positivo. Cuando pase el Mundial y llegue el mes de febrero, la eliminatoria de los octavos de final, el Real Madrid sí necesitará que su estrella regrese en su mejor versión.

El Real Madrid ha hecho una fase de grupos aceptable. No se puede calificar como brillante. Ha tenido de todo y con 15 goles a favor, 6 en contra, dos porterías a cero, el cabezazo de Rüdiger, que le costó veinte puntos de sutura en Varsovia contra el Shakhtar, la derrota en Leipzig en un partido en el que salió desenchufado y Courtois cargó contra el equipo y sin ningún gol de Benzema, le ha valido para demostrar que es un equipo competitivo.

De lo más positivo que se puede decir del campeón del Europa es que el gol está repartido. Hasta siete jugadores diferentes han visto portería: Vinícius, Rodrygo, Fede Valverde, Marco Asensio, Modric, Hazard y Rüdiger. Hasta dos partidos jugó Lunin, ambos contra el Shakhtar, para cubrir la baja de Courtois por una ciatalgia. Le han pasado muchas cosas al equipo de Ancelotti en un calendario comprimido por la disputa del Mundial. Con las ausencias de sus dos mejores jugadores de la pasada temporada (Courtois y Benzema) ha dado el paso adelante que se esperaba. El Real Madrid es cada vez más un equipo en el que si se lesiona un jugador importante puede entrar otro y tener un papel destacable. Cuando llegue la fase dura de la Champions, las eliminatorias, el equipo sí necesitará que todos estén sanos y haya que jugar con fatiga.