Argentina: La alegría de Pizzini con el gran presente de Defensa y Justicia

Tras la victoria 3-2 ante Gimnasia, la segunda en fila en la competencia, Defensa continua con un invicto de tres partidos (se estiraría a 15 si no hubiese perdido ante Newell´s en la fecha 1) y volvió a acomodarse en puestos de privilegio en la competición, gustando y goleando, al igual que la temporada pasada, recuperando aquel mismo ritmo que lo dejó segundo en la tabla.

Francisco Pizzini, una de las piezas claves para el equipo, comentó acerca del presente del Halcón y como la idea se ve reflejada en el campo y sobre todo en los resultados: “El estilo de juego de Defensa es un trabajo que lleva tiempo. Lo que se ve es un trabajo que hemos hecho muchísimas veces, trabajado en la semana. Cada partido se va planteando de manera particular. No se planteó igual el partido ante San Lorenzo que ante Gimnasia. No es casualidad, es todo trabajado, estar en el momento adecuado en el momento justo. Es un trabajo de los 11 jugadores, un trabajo en equipo.”

Hace tiempo que Defensa puede reflejar en el campo una identidad que va más alla del juego; un equipo solidario, complementario y unido. El extremo comentó sobre la solidaridad que hay entre los jugadores, donde tampoco hay egoísmos a la hora de definir las jugadas. “Acá no importa quien fue el que haya hecho el gol, para que se haga ese gol, otro compañero tuvo que moverse de forma adecuada para que el autor del gol pueda definir tranquilo”.

En cuanto a la idea de juego actual, luego de las polémicas y contradicciones (de siempre) sobre su estilo que se arriesga mucho, y a veces por esa razón también le convierten por demás, el ex Independiente agregó: “Es un trabajo largo. El torneo pasado habíamos arrancado mal, y terminamos con 12 partidos invictos. Este año también, arrancamos con derrota y metimos 2 victorias al hilo. Se trabaja mucho en la semana. Podemos salir con línea de cuarto, de tres, de cinco, con los extremos bien abiertos, con los mismos más cerrados, en función del rival es la manera que vamos a jugar nosotros, pero la identidad es la misma”.

“El valor que pide el entrenador es el de intentar, y si te sale mal, volver a intentarlo.» fueron los comentarios del jugador de 28 años, que en lo que va de la temporada (4 fechas) es el de mayor influencia en conversiones en toda la liga (2 goles-3 asistencias), pero además es gran responsable de llevar al equipo para adelante, regulando las presiones y la posición de su equipo en la cancha.

Ya pensando en los siguientes partidos, ante Banfield y Argentinos por Liga, y con Sacachispas por Copa Argentina, y en relación a que son el segundo equipo con más goles en contra, aclaró: “No podemos bajar los brazos, somos un equipo humilde, comprometido, trabajador, que cuando estamos finos somos muy peligrosos. Hay que seguir trabajando para que las cosas salgan como salen.”