Asensio debe definir su futuro en el Real Madrid

En su sexta temporada desde su llegada al Real Madrid, Marco Asensio, nuevamente no está teniendo continuidad, ni en el campo, ni en sus rendimientos, aunque, de igual manera, con más tramos positivos que negativos, el jugador ha logrado en el ultimo tiempo, asentarse en el once titular en el que, eso sí, su con Rodrygo en el extremo derecho sigue viva, y cada día mas activa.

Y aunque sus números no son completamente malos, ya que completa 10 goles y una asistencia en 33 partidos, en la conversión se le pide aun más, por su posición, y por el momento no lo ha podido realizar. Sumado a que en el próximo mercado se piensa, desde la institución blanca, en los fichajes estrellas de Mbappé o Haland, tanto Asensio como los otros jugadores, exceptuando a Benzema, que ocupen esas posiciones deberán replantearse su futuro, teniendo en cuenta que, por consecuencia, pasaran a ultimo lugar en la competencia por el puesto de titular, sin tener en cuenta la posibilidad de que finalmente llegaran ambos, donde si pasaría a no haber lugar para otros.

Por ese motivo, la renovación o no del contrato de Asensio se pone en marcha, teniendo en cuenta que es, sin dudas, uno de los principales ‘afectados’ de las posibles llegadas de los grandes cracks. A día de hoy, su vínculo expira en junio de 2023 pero el Real Madrid no quiere llegar al próximo mes de enero y que el jugador se encuentre sin renovar pues eso supondría dar la posibilidad a cualquier club para que le haga una oferta y lo fiche a coste cero.

Por tanto, ya le habría hecho una primera oferta muy parecida a la actual (ahora cobra 7.057.440 millones brutos por temporada) de otros cinco años más que Asensio aún no habría dado respuesta y a la que, al igual que ocurriera con Sergio Ramos, el club le ha puesto fecha de caducidad hasta final de temporada. De llegar a este periodo y seguir sin una respuesta por parte del jugador, el Madrid se verá ‘obligado’ a ponerle en el mercado de fichajes de este verano para intentar sacar rédito de una posible venta que, si la situación no cambia, no podrá acometerse más adelante.