Atención Argentina: El futuro de los albicelestes en PSG

La eliminación del PSG a manos del Real Madrid en octavos de final de la Liga de Campeones deja un panorama complicado e incierto en el futuro cercano del equipo parisino. No solo es el futuro de Kylian Mbappé, que desde hace tiempo ha estado vinculado con el equipo blanco, por lo que parece estar más afuera que adentro del equipo. Sino también son dos jugadores argentinos que forman parte del plantel quienes deberán decidir su futuro deportivo en los próximos meses.

Y es que, tanto Ángel Di María y Leandro Paredes también tendrán que negociar y confirmar su deseo de seguir o no siendo parte del equipo que hoy dirige Mauricio Pochettino; en especial el Fideo, que está a pocos meses de acabar contrato.

De momento, ni por parte del rosarino, ni desde la institución han realizado avances significativos en este aspecto. Por lo tanto, el ex del Real Madrid (entre otros), podría verse en la situación de elegir un nuevo destino para prolongar su larga y exitosa carrera, y es que, es casi seguro que ofertas no le faltarán de otros clubes importantes de Europa, sobre todo por su presente.

Además, Pochettino suele apostar por el tridente de atacantes formado por Messi, Neymar y Mbappé en contrario de hacerlo con Di María, que suma 3 goles y 3 asistencias en 20 partidos en la Ligue 1 francesa.

Paredes por otro lado, puede decidir en el próximo mercado, aunque se sabe que para el club no es el mismo caso ya que se ha convertido en un imprescindible del conjunto parisino. Para muestra de ello, sus últimas actuaciones en la Liga de Campeones contra el Real Madrid; y es que Leo aporta criterio con el balón y garra en el terreno de juego, cualidades que casan a la perfección en el once titular del París Saint-Germain.

Aunque su futuro no es tan urgente como el de Angel, ya que acaba contrato en 2023, esto posibilita que muchos clubes (y también la entidad francesa) se acerquen al jugador en busca de una operación aprovechable en el próximo mercado de pases.

Si bien el PSG no se caracteriza por ser un club vendedor, este último traspié en la máxima competición continental, obliga a poner al proyecto más en duda que nunca, y luego de la cantidad de gastos realizados en vano, seguramente deba ir a ofrecer al mercado. Y en esa ecuación entran los dos futbolistas, que podrían recalar en otro equipo para proseguir sus carreras.