Benzema pierde su marca en el Real Madrid esta temporada

Karim Benzema, 34 años, ha perdido el paso marcado por sus compañeros esta temporada. Está lejos de ser el jugador determinante del Real Madrid como lo fue hace, bajando su rendimiento y su productividad. Su objetivo es llegar en plenas condiciones al Mundial, una razón poderosa y más tras perderse el último, Rusia 2018, por culpa del ‘caso Valbuena’. Los datos demuestran que ha dejado de ser el referente ofensivo y, lo peor, es que el equipo empieza a acostumbrarse a sus ausencias, pese a que no tenía sustituto e incluso Haaland renunció a fichar con el francés en el equipo.

Benzema reapareció ante el Celtic para jugar unos minutos insustanciales. Se había perdido los tres últimos en los que el Madrid perdió ante el Leipzig (3-2) y empató contra el Girona (1-1), después de ganar al Sevilla (3-1). Ante los escoceses se mostró impreciso y sin feeling con el balón, dando la razón a Ancelotti cuando dice que “para llegar bien al Mundial hay que competir”. Desde que se lesionó ha bajado su productividad tras dos meses desconectado del juego de su equipo. Las lesiones y posteriores fatigas musculares le han impedido jugar con continuidad, alejándose de su mejor versión.

El delantero francés se consagró en la Champions de la temporada pasada, en la que se proclamó máximo goleador con 15 dianas, además de ser ‘pichichi’ de la Liga con 27. Aquella luz en la competición europea se ha apagado al acabar la primera fase sin marcar en los 230 minutos que ha disputado y que rompe una trayectoria de 17 temporadas marcando en las liguillas de la Champions. Lo contrario que hace un año, cuando marcó 5 goles en los 440 minutos de los cinco partidos que jugó. Un dato que no ha afectado al bloque de Ancelotti, que ha sabido superar sus ausencias mejor de lo que podía pensarse con la irrupción de Rodrygo como falso 9.