Champions League: La contundente opinión de Tuchel sobre las decisiones de la directiva del Chelsea

El entrenador del Chelsea, Thomas Tuchel, ha criticado en las ultimas horas el accionar de su propio club, por la solicitud de que el choque de la Copa FA del sábado en Middlesbrough se juegue a puertas cerradas.

Y es que el equipo del oeste de Londres tiene prohibido vender boletos para los partidos después de las sanciones del propietario Roman Abromovich y la dirigencia pensó que era injusto si su rival puede llevar fanáticos allí y ellos no, por lo que querían que no asistiera ningún público a su viaje al Riverside Stadium, en la eliminatoria de cuartos de final de este fin de semana.

Luego de una gran reacción violenta y conversaciones con la FA, Chelsea, que había vendido alrededor de 600 boletos antes de las sanciones, finalmente dio un giro y retiró su demanda; el Middlesbrough criticó a los campeones de la Liga de Campeones por su solicitud , calificándola de «extraña» y «sin ningún mérito».

Y ahora el técnico alemán Tuchel, luego de la victoria del Chelsea por 2-1 en Lille, criticó a su propio club por el pedido y afirmó que él y sus jugadores no estaban de acuerdo con ella.»[La idea] no fue mía ni del equipo, permítanme decirlo así, nos encanta jugar frente a los espectadores, y no creo que los espectadores de los oponentes deban sufrir las consecuencias de lo que está pasando con nosotros»

Además, dictaminó que, luego del desacuerdo de la decisión de la dirigencia en relación a su cuerpo técnico, «La propuesta fue retirada y fue absolutamente lo correcto, porque eso fue de nuestro lado y espero que no haya sido así. El equipo y yo no estuvimos involucrados en esta decisión y estoy feliz de que se haya retirado, muy feliz».

Una declaración del Middlesbrough decía: «Tenemos 3.200 entradas adicionales disponibles para los fanáticos del Boro para el partido de cuartos de final de la Copa FA de los Emiratos del sábado contra el Chelsea en el Riverside», por lo que están ahora vendiendo el resto de la asignación de boletos de Chelsea a sus propios fanáticos.