Cómo sigue el presente de Almendra tras el escándalo en Boca

Agustín Almendra había sido marginado del plantel tras su pelea con Battaglia, y el volante aun se entrena con la Reserva de Ibarra y no está en los planes que se reincorpore al plantel profesional y juegue los partidos oficiales.

Aun cumplida una semana del problema de indisciplina de Almendra en el entrenamiento de Boca, que terminó con una fuerte discusión con su entrenador, Sebastian Battaglia, quien terminó sacándolo del plantel profesional por la falta de respeto, parece no haber vuelta atrás, al menos con la continuidad del dete en el banco xeneize, y a modo de castigo sigue entrenando con sus ex compañeros de Reserva.

La postura del entrenador había sido clara con respecto al accionar post hechos. No entra más al vestuario de Primera, decisión tomada en conjunto y con el aval total de Juan Román Riquelme y el Consejo de Fútbol, así como también de los referentes del plantel, quienes entendieron que el juvenil «sobrepasó los límites» y merecía un castigo, del que todos estaban felices.

Por esa razón, hasta el momento, la situación del mediocampista surgido de las inferiores del club se mantiene de esa forma, sin tener ningún contacto con el plantel superior y trabajando bajo las órdenes de Hugo Benjamín Ibarra. Con ningún cambio y que, en principio, así seguirá al menos pensando en un futuro cercano.

Pero además, hasta el momento pareciera que solamente acudirá a entrenar durante la semana con la Reserva, con el fin de mantenerse en forma, pero no participará de los partidos tampoco. De hecho, ni siquiera fue citado para el último encuentro que la Tercera empató con Rosario Central y al menos que haya algún cambio de último momento, tampoco lo estará para los siguientes compromisos.

La decisión final de que pasará en su futuro no está tomada por la dirigencia, pero el futbolista de 22 años, tiene contrato hasta medidos de 2023 en el Xeneize, y ya tuvo una charla con Riquelme después del conflicto con Battaglia, aunque lo único que le manifestó es que respetaba la sanción que le impuso el DT, por lo que no se sabe que pasará cuando termine su contrato en julio del año entrante.