Con el empate entre Racing y River, Gago consigue su mejor racha como entrenador en Argentina

Los malos resultados fueron participes principales en la historia de Fernando Gago como entrenador de futbol, en Aldosivi. Un equipo que jugaba bien, pero en los resultados le iba muy mal. A pesar de eso, un grande, que también transitaba un mal momento futbolístico lo mira, y lo ficha a pesar de su poco respaldo en trayectoria y éxito en el campo.

Pasaron cuatro meses de aquel día; once partidos exactamente. Y si bien aquel comienzo no había sido el deseado, perdiendo cinco de los ocho encuentros que le quedaban a la Liga local, pero rescatando el pasaje a una copa internacional; hoy, con una pretemporada y jugadores nuevos encima, el ex jugador de Boca comienza a darle forma al funcionamiento del equipo, y además, y mas importante, comienza a verlo en el marcador.

Y es que, desde aquel 16 de enero que comenzó al mando del equipo de Mar del Plata, nunca había podido estar invicto en cuatro partidos seguidos (ni allí, ni en Racing) por lo que marca también lo que podría ser el inicio de un equipo mejor consolidado, y como el lo denominó luego de obtener el empate ante River: «Con mucha entrega y entendimiento de los momentos del partido»

Se lo notó más conforme que nunca al entrenador, y con criterio; ni en la goleada contra Argentinos, a principios de semana, había sacado una tan grata sonrisa de Fernando Gago, que además de festejar de gran manera el 2-2 de Lolo Miranda, al finalizar el partido, rescato cosas muy importantes del equipo.

«Este resultado es de todos los jugadores, ellos hicieron y dejaron todo» y era algo que necesitaba el entrenador; que su equipo mostrara carácter y decisión en un contexto complicado y ante un rival de tanta jerarquía, que además ya lo hizo sufrir en otras ocasiones. Y a partir de eso, se notó la conformidad del DT “Me gustó el partido que hizo el equipo. En el primer tiempo nos apresuramos, pero rescato la entrega del segundo que nos permitió llegar al empate. Sabíamos que necesitábamos encontrarnos con nuestro manera de jugar y el mensaje fue claro»

Ahora, pensando en el próximo encuentro ante Talleres, que viene de perder pero no por eso es un rival no temible, la Academia deberá comenzar a mantener esa regularidad de no perder, como lo viene haciendo estás primeras cuatro fechas, con el fin de no volver a caer.