Davide Ancelotti y su fundamental importancia en el regreso de su padre al Real Madrid

El Real Madrid volvió este verano a la cima del fútbol europeo para sorpresa de la mayoría, de la mano de un fantástico Karim Benzema, un inspirador Luka Modric y un imbatible Thibaut Courtois.

Sin embargo, gran parte del crédito debe ir a su cuerpo técnico. Carlo Ancelotti regresó a la élite procedente del Everton el verano pasado y ha realizado grandes mejoras en el lateral. Se ha detallado el papel de Davide Ancelotti, su hijo y asistente del entrenador. Se cree que Davide es clave para esas mejoras y ha empujado a su padre en la dirección de esquemas tácticos más modernos.

Contra el Almería en el primer día de la temporada, en particular, fue Davide quien instó a Carlo a sustituir a David Alaba apresuradamente cuando el Real Madrid alineó un tiro libre en el borde del área. Alaba marcó en su primer toque y los blancos salieron vencedores.

“Mi objetivo es crear muchas dudas. No estoy aquí para decir ‘sí, sí, sí’, estoy aquí como cualquier segundo entrenador, tengo la confianza, yo más que los demás, para decir ‘no, no estoy de acuerdo contigo’”, dijo Davide.

El más joven de los italianos se ha ganado el respeto de los jugadores gracias a su atención al detalle y muchos lo utilizan como caja de resonancia de ideas o conducto de consejos. Davide se hace cargo de gran parte de los entrenamientos, lo que le permite a Carlo observar, analizar a la oposición y también trabajar en las jugadas a balón parado. Con Carlo Ancelotti anunciando que se retirará después del Real Madrid, quizás su hijo sea la persona ideal para sucederlo.