Dembélé puede esperar al Barcelona

El Barcelona piensa renovar a Ousmane Dembélé, pero no lo hará de inmediato, y el club prefiere esperar a que termine el curso, pues el jugador está feliz y enchufado, por lo que no hay prisa para dejar sellado un nuevo compromiso entre las partes.

Tras meses de incertidumbre, el Barça anunció el pasado verano la renovación de Dembélé. Su contrato, que expira en junio de 2022 venció, y el club le extendió otro hasta 2024.

Desde entonces, el ‘Mosquito’ se ha salido. Lleva 20 partidos disputados en los que ha firmado cinco goles y ha dado seis asistencias. Unas cifras que tienen muy contento al francés y a su entrenador, Xavi Hernández. En el Barcelona celebran su actitud, pues ha vivido una auténtica montaña rusas de emociones. Se llegó a plantear salir en varias ocasiones, pero optó por seguir y ahora está feliz.

En el club ‘culé’ se plantean ofrecerle la renovación. Aunque el plan era extenderle un nuevo contrato en enero, ‘Sport’ asegura que no lo hará hasta que acabe la temporada. La idea de la entidad pasa por renovarle por un año más, es decir, hasta 2025. El nuevo contrato puede esperar a final de curso, pero no más. El club tiene claro que no quiere que se repita la tensión que se vivió el pasado verano.

El Barcelona quiere que siga y Dembélé desea seguir. A partir de primavera, apunta ‘Sport’, ambas partes se sentarán a hablar sobre el futuro del extremo.