El futuro proyecto del PSG para conquistar la Champions League

Desde un balance deportivo y anímico, resulta complicado calibrar los daños que ha causado en el PSG la remontada del Real Madrid en el Bernabéu y la eliminación del equipo en los octavos de la Champions League, pero a partir de eso, se avecinan cambios no en relación con Nasser al Khelaifi, el presidente del club, que sigue siendo en Qatar el hombre fuerte de la institución francesa, así como del resto de proyectos que tiene a su cargo tanto en el país árabe como en las distintas instituciones del deporte en el fútbol europeo. Y desde París afirman que el cargo del dirigente catarí no se ha puesto en duda en ningún momento.

Al Khelaifi, que ha permanecido en Francia desde del regreso desde Madrid luego de la derrota en el Bernabéu, será por tanto quien se encargue una vez más de los próximos cambios deportivos. El club debe aclarar aún su próximo modelo deportivo y pareciera claro que el futuro de Leonardo como director deportivo y Pochettino en el banquillo están más terminadas que nunca.

El director deportivo regresó al club tras una primera etapa para reemplazar a Antero Enrique, pero se han cuestionado desde París algunas de sus últimas decisiones en relación a los jugadores, entre otras cosas. En cuanto a Pochettino, ninguna de las dos partes tiene totalmente un acuerdo de si quieren seguir juntas. Al entrenador le queda un año de contrato, por lo que si de verdad se ve con esperanzas para seguir al frente de la nave, el club solo podría impedirlo con la rescisión del año que le queda, por lo que debería abonarle más dinero.

Sin embargo, Al Khelaifi sigue siendo un hombre fuerte del estado de Qatar hasta el punto que fue designado Ministro para asumir distintas responsabilidades que le asigna el jeque Tamim bin Hamad Al Zani. Es además presidente del fondo de inversión del país (QSI), que se hizo con la propiedad del club francés en 2011, miembro del fondo soberano de Qatar (QIA), así como presidente del grupo de comunicación Bein Media Group.

Además, ha sido una persona muy influyente en el futbol mundial, donde ha crecido en los últimos años como miembro del Comité Ejecutivo de la UEFA, presidente de la ECA (Asociación de clubes europeos) tras la salida de Agnelli a causa de la Superliga, por lo que Qatar no va a deshacer todo el proyecto y su posicionamiento en los puestos europeos del fútbol por la derrota en el Bernabéu.

Por el contrario, la idea es seguir buscando la fórmula para dar un último salto que termine con la consagración de la ansiada Champions, pero en París y en Doha ya tienen asumido, luego de algunos golpes, que a pesar de contratar miles de figuras, esto podía costar años. En lo que respecta a la plantilla, el club sigue pendiente de la decisión de Kylian Mbappé, que si bien no tiene ninguna obligación de comunicar nada al club teniendo en cuenta que está en su último año de contrato, se espera que dada la relación tan especial con el propio Al Khelaifi, se comunique cualquier movimiento, con el fin de que el club, si no tiene en cuenta al jugador, pueda buscarle un reemplazo en el próximo mercado.

Desde dientitos medios se ha desmentido la idea de que el francés de 23 años ya haya firmado con el Real Madrid, a diferencia de lo que se ha estado confirmando en la ultima semana, y a pesar de la eliminación en la Champions, en el club creen que el camino sigue siendo el correcto y es que, esta dirigencia, con lo bueno y lo malo, es la que ha permitido colocar a la entidad francesa en otra dimensión internacional desde que desembarcaron en 2011, hasta alcanzar una final de la Champions y una semifinal, y si logran de nuevo alcanzar la Ligue 1 esta temporada, serán ya 27 títulos en las vitrinas en estos diez años, una cifra impensable antes de que llegara Qatar al club.