El Manchester United sufre la peor sequía de trofeos en 40 años

La salida de la Champions League para el Manchester United significa, no solo la eliminación de la única posibilidad de competencia, tanto nacional como internacional, sino tambien demuestra que están sufriendo su peor sequía de trofeos en 40 años; El último galardon del United fue la Europa League en 2017 con José Mourinho; y una tasa de victorias del 45% en todas las competiciones esta temporada, aparece como la más baja desde la campaña 1989-90.

El Manchester United sufre su peor sequía de trofeos en 40 años después de ser eliminado de la Champions League por el Atlético de Madrid del Cholo Simeone, y la derrota en Europa significa que lo más pronto que el United puede lograr un trofeo es ganar la final de la Copa de la Liga de la próxima temporada, que se llevará a cabo el 26 de febrero de 2023.

Siendo 2017 la última vez que United ganó un trofeo importante, ahora están en su sequía más larga en cuatro décadas. Después de la victoria en la Copa FA de 1977, tuvieron que esperar hasta 1983 para su próximo triunfo cuando volvieron a ganar la competencia.

La tasa de victorias del United del 45% en todas las competiciones esta temporada es la más baja desde 1989-90, y desde que el ex entrenador Sir Alex Ferguson se retiró en 2013, el United ha levantado solo tres trofeos: La Copa FA con Louis van Gaal en 2016, y la Copa de la Liga y la Europa League con José Mourinho al año siguiente.

Después de las llegadas de grandes nombres como Cristiano Ronaldo, Raphael Varane y Jadon Sancho el verano pasado, se esperaba que el United montara un serio desafío por los torneos que le tocaran competir esta temporada, pero rápidamente se quedaron atrás de sus rivales Manchester City y Liverpool en la Premier League y ahora enfrentan una dificultosa lucha por terminar entre los cuatro primeros.

En una campaña en la que el ex jugador y entrenador Ole Gunnar Solskjaer perdió su trabajo como técnico y Ralf Rangnick se convirtió en jefe interino, el United se quedó fuera de las dos copas nacionales con derrotas en casa ante el West Ham en septiembre y el Middlesbrough el mes pasado.

Su esperanza restante era la Liga de Campeones, pero la derrota ante el Atlético de Madrid en los últimos 16 hace que su sequía de trofeos se extienda a una sexta temporada consecutiva.