En Brasil son optimistas con la llegada de Arturo Vidal al Flamengo

El jugador chileno de 34 años no ha podido ser el gran protagonista, en muchas ocasiones por lesiones o problemas extra futbolísticos con los gigantes de la Serie A desde que se unió a ellos hace dos temporadas procedente del Barcelona. Y según distintos medios, finalmente daría su salida del Inter, este verano, cuando finalice su contrato.

El mediocampista defensivo luchó para tener un impacto en la campaña actual de la Serie A , donde solo logró anotar y preparar un gol en 21 apariciones, sin tener buenas titularidades dentro del equipo de Simone Inzaghi, a pesar de haber estado desde el comienzo en los últimos dos partidos de Champions ante el Liverpool, por un hecho de experiencia en competencia internacional, aunque finalmente quedaron eliminados, con la posibilidad de apostar a la Coppa Italia, donde deberán jugar la vuelta de la Semifinal ante Milán (con quien empataron a cero en la ida), y pensando también en la liga local.

Ni siquiera una exhibición estelar en la victoria del Inter por 1-0 en el partido de vuelta sobre el Liverpool, que los Rojos ganaron 2-1 en el global, parece suficiente para convencer al Inter de mantenerlo en San Siro y la mala forma que mantiene en el club significa poco probable finalmente se promulgue la extensión de un año incluida en su contrato, por lo que podría regresar a su América del Sur natal, donde el Flamengo brasileño está ansioso por recibirlo con los brazos abiertos.

Sin embargo, su contrato semanal es de 100.000 libras esterlinas, por lo que podría convertirse en un obstáculo para Flamengo, aunque positivamente, se ha comentado que el delantero tiene la intención de seguir su futuro personal viviendo en Brasil junto a su familia.

Además, es de gran conocimiento que Vidal puede estar dispuesto a aceptar un recorte salarial, ya que su ex compañero de equipo en el Bayern de Múnich, Rafinha, afirmó anteriormente que el mediocampista está ansioso por jugar para Flamengo en algún momento, cuando comentó también que «Cuando nos vio ganar la Libertadores en 2019 se volvió loco»