Ferran Torres recupera su lugar principal en Barcelona

El FC Barcelona se despidió de Champions League con una tan esperada como inocua victoria ante el Viktoria Plzen. Aunque firmaron un partido más bien discreto, los azulgranas no tuvieron excesivos problemas para superar a un cuadro checo que derrochó combatividad, pero que pagó muy caro su falta de talento en los metros finales.

En el duelo, que tenía casi más de trampa que de oportunidad, emergió la figura de Ferran Torres. Lejos de tomarse el partido como un trámite, el valenciano se mostró muy activo desde el pitido inicial y acabó firmando una actuación notable. Sus dos goles fueron la guinda a una noche en la que destacó por su dinamismo y su capacidad para asociarse con sus compañeros.

Durante el presente curso, el de Foios ha disputado un total de 16 encuentros. Eso sí, en la mayoría de ellos ha tenido que conformarse con saltar al campo en los minutos finales. Por eso, para él, resultaba muy importante sacar partido a una oportunidad como la de ayer.

Tras cumplir con su parte, el ex de Valencia y Manchester City tendrá ahora que encomendarse a un Xavi Hernández que siempre le ha respaldado en público, pero que, a la hora de la verdad, no ha terminado de otorgarle un rol destacado. Los próximos duelos ligueros ante Almería y Osasuna tal vez sean un buen termómetro para medir si el egarense realmente ha valorado su crecimiento.