Jean-Eric es el gran responsable de que el Bayern no extraña a Lewandowski

El Bayern cerró otra impecable fase de grupos -acumula 34 partidos sin perder- derrotando al Inter (2-0)… con un nuevo gol de Jean-Eric Maxim Choupo-Moting (Hamburgo, 23-3-1989).

El ex de Hamburgo, Schalke y PSG, entre otros, atraviesa el mejor momento de su carrera: encadena seis partidos seguidos marcando. Una racha en la que ha sumado un total de siete goles, incluido uno contra el Barcelona, y tres asistencias.

Apenas contaba para Julian Nagelsmann. La temporada pasada sufrió varias lesiones y apenas jugó 499 minutos. Ahora, tras la marcha de Lewandowski y la fallida apuesta por Sadio Mané como ‘falso 9’, se está haciendo fuerte en el once.

«Es talentoso y juega mucho entre líneas. No es el clásico ‘9’, es más bien un ’10’. Estamos contentos de tenerle con nosotros. Tiene calidad para ser titular, pero también para salir como revulsivo», asegura Nagelsmann. «Es por el color de pelo. Desde que se lo tiñó, las cosas le van bien», bromea Serge Gnabry.

Choupo-Moting, sin embargo, resta importancia a sus números. «No hay ningún secreto. Lo doy todo en cada entrenamiento y confío en mis cualidades y en las del equipo. Me alegro de que todo vaya bien».

Y tan bien. El ratio goleador de Choupo-Moting (marca cada 93,26 minutos) es mejor que el que registró Robert Lewandowski en su etapa en el Bayern: 108. Los números están ahí. El camerunés ha marcado 26 goles en los 2.425 minutos que ha disputado desde que recaló en el Bayern en 2020.