La actitud de Gerard Piqué en el banco de suplentes molesta al Barcelona

El Barcelona logró una victoria en el último minuto frente al Valencia por 1 a 0 en el estadio Mestalla por la duodécima fecha de La Liga de España, y quedó como escolta del Real Madrid, que en su compromiso igualó 1 a 1 con el Girona.

El gol lo marcó Robert Lewandowski en tiempo adicional, cuando recibió un centro en el área chica y la colocó con la punta de su pie. El polaco marcó su tanto número 13 en la competición doméstica desde que llego al Culé. Pero lo llamativo estuvo en una actitud “poco profesional” de Gerard Piqué, uno de los referentes históricos que se encontraba en el banco de suplentes. Es que cuando el francés Jules Koundé debió dejar la cancha a causa de su lesión y Xavi le pidió al ex central del Manchester United que ingrese en su reemplazo, Pique no estaba disponible porque se encontraba descalzo mirando el espectáculo.

Las críticas cayeron sobre el defensor, porque tardó más de lo habitual en saltar al campo. El tiempo perdido en ponerse los botines fue un argumento más para los fanáticos que tienen al ex capitán entre ceja y ceja.

Conocedor del ambiente, y con experiencia dentro del mundo del espectáculo, Piqué continúa llevando su vida lo más normal posible delante de las cámaras, incluso se lo vio recientemente junto a su nueva pareja saliendo del Camp Nou. En las grabaciones que capturaron los fanáticos que se encontraban a las puertas del estadio aparecieron ellos dos a bordo del automóvil del futbolista. En las imágenes, ambos se mostraron despreocupados de la repercusión que podrían llegar a tener mientras conversaban y se reían.