La decisión de Boca con el pibe Varela…

Tuvieron que pasar diez días para que Varela, que había sido bajado a Reserva por un «acto de indisciplina» del que no trascendieron detalles, volviera a reencontrarse esta mañana con sus compañeros del plantel profesional de Boca, y pudiera sumarse nuevamente a los entrenamientos, ya pensando en el partido con Estudiantes.

La decisión de bajar al mediocampista a la Reserva, donde están muchos de sus amigos, tomada por el entrenador, Sebastián Battaglia, fue en la previa del duelo contra Central Córdoba de Rosario por Copa Argentina, partido en el que tenia chances de ser titular, pero no estuvo ni siquiera convocado por haber dicho/echo algo que colmó la paciencia del cuerpo técnico, que necesitaba aislarlo a fin de castigo.

A pesar de eso, el entrenador y todo el entorno siempre remarcó que la situación de Alan nunca fue similar a lo ocurrido con Almendra, quien no volverá a tener posibilidad de jugar en Boca, al menos mientras se mantenga Battaglia en el cargo; a diferencia de él, que como se esperaba, solo tuvo un apercibimiento por malas conductas, y no mucho más.

De igual manera, previo a la sanción impuesta, y una de las que puede ser la razón del problema, es que Varela ya venía relegado en la consideración del DT, y en los primeros cuatro duelos de la Copa Liga Profesional solo sumó siete minutos contra Rosario Central, y luego fue al banco contra Colón y Aldosivi y quedó fuera de los concentrados contra Independiente. Y finalmente, con su sanción, no solo se perdió el partido ante Central Cordoba de Rosario en Copa Argentina, sino que tampoco estuvo ante Huracán.