La estadistica que debe tener en cuenta Boca para jugar la final del Trofeo de Campeones

A fines de 2015 Boca sumó su estrella 64 al ganar el campeonato tres fechas antes del final luego de una victoria 1-0 ante Tigre y cuatro días después se anotó la 65 con la consagración en la Copa Argentina gracias a un polémico triunfo por 2-0 frente a Rosario Central. Como se quedó con las dos competencias del año, el reglamento establecía que debía enfrentar en la Supercopa Argentina al que había sido su escolta en la liga. Y ahí entró en escena San Lorenzo, que se consagró con una goleada 4-0 que le dio un tremendo golpe al equipo de Rodolfo Arruabarrena.

Boca demostró en esta temporada que no aprendió la lección que debió haber sido la Copa Superliga 2019, cuando se confió ante un rival que se había ido al descenso como Tigre y perdió la final por un título. Ibarra subestimó un poco a Patronato al poner una formación alternativa, incluso con jugadores que vienen en un nivel bajo como Roncaglia, Rolón, Briasco y Orsini. Y ese tropiezo no deja de ser una mancha en una campaña bárbara del Negro, por la chance de un nuevo título que se dejó pasar.

Ahora, Boca puede haber ganado los dos títulos del 2022 y cinco de ocho desde que llegó Riquelme, pero igual debe prestar mucha atención a la final que se le viene ante un Racing que se coló en una final sin ganar nada en el año. El Vasco también había dado dos vueltas y luego de esa caída con San Lorenzo resistió apenas cinco partidos.