La Liga de España: la mala racha que cortó Xavi con su Barcelona

La remontada ante el Elche significó la segunda completada por el técnico desde que está a cargo del Barcelona de 4 partidos en total en los que ha empezado perdiendo. Desde su llegada solo una vez perdió un duelo, lo que significa una gran mejora notable luego de la ultima temporada con Koeman.

El merito de Xavi es notable; no solo de los números obtenidos desde su llegada, sino también las sensaciones por parte del equipo dentro del terreno de juego, mucho más cohesionado, con mejor funcionamiento; algo que anteriormente no había logrado demostrar. En el partido de Elche-Barcelona mostró un conjunto blaugrana que no se vino abajo tras irse al descanso con un gol en contra y terminó remontando tras un gran esfuerzo en la reanudación.

En la comparación del rendimiento entre los últimos cuatro entrenadores del Barcelona cada vez que el equipo ha empezado perdiendo, Xavi, en sus pocos partidos dirigiendo al equipo, parece volver a ponerlos en el lugar que le corresponde. Arrancar perdiendo, con Ronald Koeman en el banco, siempre fue sinónimo de decepción, ya que el técnico cayó en el 40% de ocasiones en las que el Barça empezó encajando gol, y solo lo pudieron remontar en 6 de los 20 partidos que empezaron con resultado negativo a favor; además otros 6 lo empataron y los restantes 8 fueron derrota final.

Si bien con Xavi en el banquillo ha empezado perdiendo únicamente 4 veces, solo en la primera terminó el Barça llevándose la derrota al término de los 90 minutos; fue ante Betis, que puso 0-1 en el Camp Nou con gol de Juanmi en el minuto 79 y los azulgranas no fueron capaces ni tan siquiera de rescatar un punto; un partido que queda lejano, en diciembre, uno de los primero partidos del ex jugador de la institución dirigiendo al primer equipo.

El único empate tras empezar perdiendo fue a finales de 2021, en diciembre, ante el Sevilla, cuando comenzaron abajo en el marcador con gol del Papu Gómez, aunque luego Araujo pudo convertir el empate para el blaugrana durante la segunda mitad en el Pizjuán, donde por primera y única vez consiguió empatarlo finalmente por Liga desde su arribo.

Las ultimas dos veces que el equipo a cargo de Xavi comenzó perdiendo, se lo vio ya con otra cara desde el juego y los resultados, un equipo mas colectivo y contundente, y pudo llevarse, en ambas ocasiones, el triunfo final. El 6 de febrero, el Atlético de Madrid empezó ganando 0-1 en el Camp Nou, pero el Barça remontó en uno de sus mejores partidos de los últimos años para golear a los de Simeone por 4-2. Un mes después, el 1-2 ante el Elche del Martínez Valero, un encuentro en el que, pese a encajar un gol en un minuto tan complicado como el 45, el equipo de Xavi terminó pudiendo remontar sobre el final.

El técnico que bien conoce al equipo de Barcelona ha cambiado una dinámica que no solo era negativa con Koeman, sino que empezó a serlo anteriormente con Quique Setién, y es que las cuatro veces que arrancó el entrenador cántabro perdiendo a los mandos del Barça, únicamente en 1 ocasión logró terminar ganando. Las otras 3 terminó cayendo, un 75% de las ocasiones en las que su equipo, que no creía demasiado en sus ideas, comenzó por detrás.

En cambio, con Ernesto Valverde como técnico inmediatamente anterior y probablemente el último que haya gozado de éxito en Barcelona, mostró una fortaleza enorme a la hora de gestionar los encuentros que arrancaron con ventaja rival. 28 veces comenzó por debajo en sus 2 años y medio al frente de la nave azulgrana y, si bien ganó únicamente 10 de esos partidos, apenas perdió en 4 ocasiones en Liga, pues logró empatar en las otras 14 ocasiones.

En devolver al equipo a esos niveles de competitividad está centrado un Xavi que no solo ha logrado un rendimiento brillante en los mencionados partidos, sino que también ha sacado buenos puntos de varios finales de encuentro ajustados como los de La Cerámica (1-3), Mendizorroza (0-1) o el RCDE Stadium (2-2), partidos que hablan de la recuperada resiliencia del Barça.