La nueva regla de la UEFA para sobrepasar el Juego Limpio Financiero

Las limitaciones de FFP (Juego Limpio Financiero) habían quedado expuestas por el surgimiento de superpotencias estatales como Manchester City y Paris Saint-Germain, mientras que las enormes pérdidas sufridas por la pandemia de coronavirus dejaron a los clubes más pobres con poco margen de maniobra.

Es por esa razón que la UEFA aprobó nuevas regulaciones de licencias y «sostenibilidad» para reemplazar sus reglas existentes de la FFP, lo que permite a los clubes europeos tener mayores pérdidas que antes, y al mismo tiempo impone límites al gasto en salarios y transferencias; y como era de esperar, el organismo rector del fútbol europeo decidió revisar las reglas de FFP que se introdujeron en 2010 para reducir las crecientes deudas de los clubes en todo el continente.

La UEFA ahora permitirá a los clubes reportar pérdidas de 60 millones de euros durante tres años en lugar de los 30 millones de euros anteriores, y la cifra permitida llegará incluso a los 90 millones de euros para un club » en buena salud financiera «. Sin embargo, esa flexibilización de las reglas se combina con los nuevos topes al gasto salarial.

«La mayor innovación será la introducción de una regla de costos de plantilla para lograr un mejor control de costos en relación con los salarios de los jugadores y los costos de transferencia», anunció el presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin , luego de una reunión del comité ejecutivo del organismo.

Nunca antes hubo ninguna posibilidad de introducir un tope salarial específico como en los deportes norteamericanos porque la UEFA tiene 55 países miembros y debe lidiar con la Unión Europea y las leyes laborales y de competencia nacionales. Sin embargo, según las nuevas regulaciones de la UEFA, los clubes se verán obligados a limitar el gasto en salarios de jugadores y personal, transferencias y honorarios de agentes al 70 por ciento de los ingresos totales para 2025/26.

El techo caerá a medida que expiren los contratos actuales: el 90 por ciento de los ingresos del club en 2023/24 , seguido del 80 por ciento la temporada siguiente y luego el 70 por ciento .