La recuperación del Barcelona prevé unos ingresos de 1.300 millones de euros

El Barcelona pronosticó ingresos de 1255 millones de euros (1254 millones de dólares) para la temporada 2022-23, con una ganancia prevista de 274 millones de euros.

El equipo español ha estado bajo una gran presión económica en los últimos años, pero ganó apalancamiento financiero este verano con una serie de operaciones que le permitieron fortalecer el equipo.

El Barça fichó al delantero del Bayern de Múnich Robert Lewandowski , al defensa del Sevilla Jules Kounde, al extremo del Leeds United Raphinha y a varios otros jugadores en fichajes gratuitos.

Pudieron hacer esto después de vender el 25 por ciento de sus derechos de televisión a la firma de inversión Sixth Street durante los próximos 25 años, recaudando más de 500 millones de euros.

Barcelona también vendió el 24,5 por ciento de su productora Barca Studios a la firma de tokens para fanáticos Socios.com y la misma cantidad nuevamente a Orpheus Media, por alrededor de 100 millones de euros cada uno.

Estos acuerdos, además del regreso masivo de los seguidores después de la baja asistencia la temporada pasada, significan que sus ingresos esperados para la próxima temporada han aumentado con respecto a los ingresos del año pasado de 1.017 millones de euros y una ganancia de 98 millones de euros.

En la temporada 2020-21, el Barcelona registró pérdidas por 481 millones de euros y lo culpó de no poder renovar el contrato de su máximo goleador histórico Lionel Messi , lo que lo llevó a fichar por el Paris Saint-Germain en forma gratuita.

El club gastó mucho durante varios años, trayendo al mediocampista brasileño Philippe Coutinho del Liverpool en un acuerdo récord del club por valor de hasta 160 millones de euros en 2018, antes de venderlo luego al Aston Villa por alrededor de 20 millones de euros, entre otras operaciones desafortunadas.

Junto con los ingresos severamente afectados por la pandemia, llevó al equipo al borde de la crisis, y el presidente Joan Laporta dijo que cuando asumió el cargo en marzo de 2021, el equipo estaba «muerto».

«Reestructuramos la deuda, controlamos las facturas, bajamos un poco el salario deportivo pero no lo suficiente todavía, encontramos nuevos ingresos y patrocinadores», dijo Laporta a los socios del club en junio. «Pasamos de estar muertos a estar en cuidados intensivos».