Las recuperaciones en el mundo Boca luego de una semana convulsionada

Luego de una semana complicada para el mundo Boca, por las discusiones en el plantel, terminó, o al menos en lo que va hasta ahora, de buena manera con la clasificación a los 16avos de final de Copa Libertadores, con una buena noticia desde la actuación de varios suplentes, entre ellos Oscar Romero y Zeballos; y con la recuperación de otros dos jugadores que vuelven de sus respectivas lesiones: Norberto Briasco y Marcelo Weigandt, ambos ya sumados a los entrenamientos.

Si bien ninguno es un titular indiscutido, sobre todo tras su lesión y hoy correrían muy de atrás para el entrenador, no deja de ser una buena noticia para el León, que aun necesita de la recuperación de Diego el Pulpo González, con un desgarro. Por el lado de Briasco, sobre todo, a pesar de recuperarse de su esguince de grado dos que lo dejó afuera por un mes, es un futbolista que, con ningún entrenador pero menos con Battaglia ha podido enganchar en el equipo, por lo que no se cree que lo vaya a tener en cuenta.

El delantero de 26 años nacionalizado armenio lleva 20 partidos y un gol, y fue el refuerzo más caro de Boca en el mercado de pases de mitad de año del 2021, luego de llegar desde Huracán a cambio de 3.500.000 aunque hasta el momento, deportivamente el jugador no pudo demostrar los motivos por los cuales llegó al Xeneize, donde desde el comienzo le costo hacer pie, a pesar de en principio haber sido titular, con el paso del tiempo fue perdiendo su lugar hasta no volver a jugar y en algunos casos, ni siquiera concentrar.

Pero eso ahora ya no cuenta para Briasco, que hoy nuevamente comenzó a entrenar con el grupo y no apartado como lo había hecho anteriormente, y que sin dudas buscará recuperar su ritmo para ganarse un lugar en el equipo, con la dificultad que eso conllevará, no solo porque no juega hace meses, sino porque la competencia interna es muy complicada, con Benedetto, Orsini y Vazquez en la delantera, y Villa, Zeballos y Salvio por los extremos.

Lo mismo, en alguna medida, pasa con el Chelo Weigandt, quien se recuperó de una luxación en el hombro derecho que había sufrido el 24 de octubre del año pasado ante Vélez y por la cual tuvo que ser operado. El juvenil surgido en la cantera xeneize se lastimó en un momento clave, ya que en ese entonces era titular, incluso por encima de un refuerzo como Luis Advíncula.

Hoy, no solo que perdió terreno por su lesión, sino también porque el peruano se aferró al lateral derecho y pareciera ser inamovible, por su buena pretemporada, y sus grandes apariciones en las primeras fechas. Pese a eso, lo que hoy no termina de encontrar del todo Sebastián Battaglia es un recambio en ese sector, por lo que, para el entrenador es una noticia positiva, aunque, al igual que Briasco, necesitará recuperarse futbolísticamente y volver a su estado físico, aunque es muy joven y de seguro no le costará.