Lewandowski, por primera vez fuera de los convocados del Barcelona, contundente con las formas del equipo

El Barcelona cerrará este martes su triste participación en la Champions League visitando al Viktoria Plzen en un partido donde el único objetivo (que no es poco atendiendo a su situación financiera) será lograr una victoria que le facilite el ingreso de los 2.8 millones de euros que se paga por victoria en la fase de grupos (el empate otorga 930 mil euros) para despedirse con el mínimo perjuicio posible y que buscará con un equipo de circunstancias y sin la presencia de no pocos titulares, con Robert Lewandowski al frente.

La ausencia del futbolista polaco de la lista de convocados, primera desde que fichó por el club azulgrana, se argumentó por molestias en la espalda producidas en Valencia, donde anotó su 18º gol desde que comenzó la temporada, en 17 partidos jugados (15 como titular), en un comienzo de curso espectacular y vital para explicar el excelente desempeño del Barcelona en la Liga.

«Estoy en el club donde soñaba estar y me siento orgulloso», sentenció Lewandowski este lunes en una entrevista al diario La Vanguardia, en la que avisando que el Barcelona «necesita tiempo» porque está «en fase de reconstrucción», advirtió que es un equipo al que «le falta experiencia», pero reclamó un cambio de mentalidad.

«A veces hay que saber cómo ganar y no cómo jugar para ganar», en un aviso claro a saber adptarse a las circunstancias de los partidos, algo que no siempre ha logrado el grupo de Xavi Hernández.