Los jugadores de Argentina podrían ser repatriados si se desata la guerra en Ucrania

Antes del amanecer en Ucrania, Rusia lanzo una serie de ataques y bombardeos que dieron comienzo a una invasión en todas las direcciones alertada de hace varios días por el presidente ruso en conferencia de prensa. Mientras que la UEFA confirma el cambio de sede de la final de Champions League, y la Premier League de Ucrania es suspendida, varios jugadores extranjeros tratan de salir del país, otros pudieron hacerlo, y otros piden apoyo a su embajada natal.

Los jugadores brasileños, de Shacktar y Dynamo, se reunieron en Kiev, donde pareciera aun no haber tanto peligro, fueron los primeros en reunirse con sus familias en pedido de ayuda al gobierno de Brasil para ser repatriados, sobre todo luego de despertarse con bombardeos y disparos en Donetsk, sumado al lanzamiento de la Ley Marcial que proclamó el presidente, Volodimir Zelenski, en los que todos los ciudadanos quedan sometidos a las leyes del ejercito y así, se limitan sus derechos y libertades.

Además, Argentina cuenta con cuatro jugadores en la liga ucraniana: Claudio Spinelli, delantero surgido en Tigre, goleador por San Martín, de San Juan, y con paso en el Gimnasia de Maradona, juega en Oleksandriya. Fabricio Alverenga lo hace en Rukh, de Lviv, o Leópolis, tras un paso por Olimpik Donetsk, al que llegó desde Deportivo Morón y con el pase en su poder que le dio Vélez, en el que se formó desde la séptima división hasta asomar en la primera con Miguel Ángel Russo. Francisco Di Franco debutó en Boca en 2013, con Carlos Bianchi en el banco y Juan Román Riquelme como compañero. Ahora es mediocampista de Dnipro y Gerónimo Poblete, ex San Lorenzo, Colon y Vélez, recientemente llegado al Metalist Kharkiv.