Los jugadores del Real Madrid atacan a los arbitros de España

Rodrygo Goes tiene un Mundial en el que centrarse, pero eso no le ha impedido lanzar una indirecta a los árbitros antes de centrarse en Qatar. Los blancos perdieron cinco puntos en sus últimos tres partidos de liga antes del descanso contra Girona, Rayo Vallecano y Cádiz, después de lo cual Thibaut Courtois y Carlo Ancelotti se quejaron en voz alta de los árbitros, sin mencionar las vociferantes quejas de Vinicius Junior en el campo.

Rodrygo fue preguntado por el mal estado de forma previo al Mundial, oportunidad que aprovechó para presionar más a los árbitros. “La derrota en Vallecas nos dolió mucho. No estábamos a la altura. Y el árbitro tampoco nos permitió ser nosotros mismos. Tanto Vini como yo hemos sufrido ataques en estos dos últimos partidos y los árbitros, muy mal por no sancionarlos. Permiten todo. Ya dije que fue una pena lo que me pasó con Fali y que el VAR tampoco dijo nada. Me miró y me golpeó, no fue un incidente. No sé para qué sirve el VAR. Pero somos autocríticos. Esa noche en Vallecas no jugamos bien. Creo que podríamos haber estado jugando toda la noche contra el Rayo y no hubiéramos ganado”.

El incidente de Fali al que se refiere es una potencial tarjeta roja para el defensa gaditano. El central va a por Rodrygo y podría, quizás debería, ser expulsado por ello. Aunque las imágenes muestran que Rodrygo levanta el brazo primero a Fali.

Más adelante en la entrevista, se le preguntó si los árbitros han estado favoreciendo al Barcelona y perjudicando al Real Madrid. Rodrygo , sin ironía, respondió que no le gustaba hablar de árbitros.

“No me gusta mucho hablar de los árbitros pero ha sido complicado en las últimas jornadas antes del parón. Para los rivales todo es más fácil que para el Madrid. Hablamos de eso en el vestuario y no sabemos qué está pasando. Es un poco extraño. Con nosotros no lo están haciendo muy bien. A ver si la cosa cambia cuando volvamos. En mi gol anulado al Girona ya no sé qué regla se aplica. Para unos es gol legal y otros dicen que es falta…”

Cualquiera que sea la forma en que se vean las decisiones arbitrales, no hay duda de que la creciente construcción narrativa en Madrid es una señal de la creciente presión en el Santiago Bernabéu. Los blancos navegaban por La Liga hasta esos últimos tres juegos, pero ahora se encuentran detrás de Barcelona.