Luis Enrique celebra la decisión de Ancelotti con Asensio

El Real Madrid cerrará la jornada 13 de LaLiga con su visita al Estadio de Vallecas para medirse al Rayo Vallecano. Los de Ancelotti, en un principio, llegaban al encuentro con la enfermería totalmente vacía tras la vuelta a los entrenamientos de Hazard y Tchouaméni, ausentes el miércoles ante el Celtic, pero durante la jornada de ayer, Benzema y Rüdiger no se entrenaron con el grupo.

El francés volvió ante los escoceses, pero sigue arrastrando esos problemas musculares que le mantiene alejado de los terrenos de juego desde el 19 de octubre. Por su parte, el central germano sufre una sobrecarga en la cadera. Dicho esto, y teniendo en cuenta el gran rendimiento del equipo en Champions, y tras la victoria del FC Barcelona ayer que les pone líderes provisionales, se espera que ‘Carletto’ no se reserve nada ante los de Iraola y salga con todo, y eso, a día de hoy, quiere decir que Asensio tiene un hueco en el once, algo que Luis Enrique celebra de cara al Mundial de Qatar.

Marco Asensio ha conseguido dar la vuelta a la situación. El Real Madrid, Florentino Pérez y Carlo Ancelotti presionaron durante el mes de agosto para que el balear abandonase el Santiago Bernabéu. Desde que comenzase oficialmente la temporada blanca el 10 de ese mismo mes con el duelo ante el Eintracht de Frankfurt en la Supercopa de Europa, el ex del Mallorca y Espanyol solo disputó 8 minutos ante el Celta de Vigo, más tarde llegaron sus enfrentamientos con la grada por su actitud y posteriormente regresó al ostracismo del banquillo, pero todo empezó a cambiar con la llamada de Luis Enrique.

Pese a no entrar en los planes de Carlo Ancelotti, Luis Enrique volvió a llamar a Marco Asensio para los partidos finales de la UEFA National League ante Portugal y Suiza. El técnico asturiano cuenta con la zurda y el disparo del balear para el Mundial de Qatar, siente que le puede ser útil para desenmarañar partidos muy encerrados. Tras el parón, el ‘11’ del Madrid volvió con otra actitud, el italiano lo notó y poco a poco empezó a darle minutos, aunque fueran los finales de cada encuentro, pero su actitud era diferente.