Mateu Lahoz hizo récord: ¡repartió 17 amarillas entre Países Bajos y Argentina!

Mateu Lahoz, árbitro del Países Bajos-Argentina, fue el protagonista del encuentro. El árbitro fue cuestionado por ambos combinados nacionales. En total, mostró 17 tarjetas, siete para los neerlandeses y diez para los de la ‘Albiceleste’, una de ellas para el ayudante de Scaloni.

Al término del partido entre Países Bajos y Argentina nadie quería pronunciar el nombre de Mateu Lahoz. El primero en referirse al colegiado fue Messi.

«No quiero hablar del árbitro porque no puedes ser sincero», aseguró el delantero tras ser nuevamente amonestado por Mateu Lahoz, que en su etapa en el Barcelona le sacó una tarjeta amarilla por mostrar una camiseta homenaje a Diego Maradona, dedicándole un gol tras su fallecimiento.

El colegiado español batió el récord de cartulinas, con 17, en el Países Bajos-Argentina de cuartos de final de Catar 2022. Hasta siete cartulinas amarillas a Países Bajos; nueve a Argentina que serían diez sumando la mostrada a Walter Samuel, ayudante en el cuerpo técnico de Lionel Scaloni.

La actuación de Mateu Lahoz no dejó indiferente a nadie, mostrando mucha personalidad, intentando cortar el juego duro desde el inicio y castigando las acciones que provocaron tanganas en la recta final de un duelo de alta tensión.

«Si hablas te sancionan, la FIFA debe pensar en ello, no puede poner un árbitro así para estas instancias, no puede poner un árbitro que no está a la altura», criticó con dureza Messi en declaraciones a DirecTV nada más acabar el encuentro.

Había reclamado Messi durante el partido varias faltas que no le señalaron y, pese a que Mateu le perdonó una amarilla por una clara mano, en un acto instintivo que no castigó, acabó siendo uno de los nueve internacionales argentinos amonestados por protestar enérgicamente los diez minutos de tiempo añadido en los que llegó en la última jugada el empate de Países Bajos que provocó la prórroga.

Ya al señalar el tiempo de descanso, Messi se quedó hablando dos minutos sobre el césped con Mateu, pidiendo explicaciones sobre varias decisiones tomadas por el colegiado que intentó cortar cualquier protesta y ya había mostrado dos cartulinas, una por cada banquillo, para que el partido no se le fuese de las manos.

Fue el tercer partido en el Mundial de Catar que dirigió Mateu Lahoz que ha incrementado la media de tarjetas, que era de 3,25 por partido. Entre el duelo de Catar ante Senegal e Irán frente a Estados Unidos, había mostrado diez cartulinas. En cuartos de final fueron un total de 17.