Premier League: La búsqueda del Arsenal de un nueve, luego del intento fallido por Vlahovic

La derrota por 2-0 del miércoles por la noche ante el Liverpool fue un asunto importante para el Arsenal, ya que si bien pudieron mantener a los hombres de Jurgen Klopp en gran medida durante los primeros 50 minutos mientras los dos bandos competían en una lucha por ganar la posesión en el mediocampo, fueron los Rojos quienes dieron el golpe de gracia y pudieron llevarse los tres puntos.

Alexandre Lacazette aprovechó el pase hacia atras, mal colocado de Thiago y lo devolvió a Martin Odegaard, pero el noruego disparó un tiro sin convicción frente a Alisson y pudo conseguir solamente un córner, y casi inmediatamente después Diogo Jota caería por el otro extremo, encontrando espacios por el lateral derecho, y disparando el 1-0 con fuerza por abajo del arquero, antes de que Roberto Firmino rematara para el 2-0 unos minutos después para terminar efectivamente el partido.


Al finalizar el encuentro, Mikel Arteta no tenía dudas sobre dónde se había ganado y perdido el partido. «La forma en que los muchachos se desempeñaron demostraron su coraje para jugar de la manera que queríamos jugar, la intensidad, la comprensión del juego, realmente elevaron su nivel hoy», dijo en su rueda de prensa posterior al partido. «Pero desafortunadamente estos juegos se ganan en los boxes y esa fue una diferencia crítica hoy para no sacar nada de este juego, desafortunadamente». Como es habitual, la evaluación del español fue precisa, y es fascinante considerar lo que esto significa para su mercado de fichajes del próximo verano.


Ya que no es ningún secreto que el Arsenal necesita un delantero, sobre todo luego de que Pierre-Emerick Aubameyang se fuera a Barcelona, sumado a que es probable que Eddie Nketiah también se vaya cuando expire su contrato este verano. Además, Flo Balogun no parece estar listo durante su período de préstamo en Middlesbrough y Gabriel Martinelli busca su mejor momento en el extremo, por lo que habría un amplio margen para un nuevo ‘nueve’ en la plantilla.

Pero, como si fuera poco, Lacazette tiene programado partir de los Emiratos cuando su contrato finalice este verano, y ha tenido unos últimos meses más que importantes, con siete asistencias en nueve partidos, ha demostrado ser la fuerza creativa más consistente del Arsenal desde que Mesut Ozil dejó el club, pero las limitaciones de su definicion de cara al arco, también han sido dolorosamente claras; y es que tiene solo un gol en 2022, de penal en la victoria del domingo sobre Leicester, y contra el Liverpool estaba claro por qué, ya que tuvo algunas ocasiones en las que Gabriel Martinelli fue capaz de driblar más allá de Trent Alexander-Arnold hasta la línea de fondo y buscar cortar el balón para que alguien tocara.

El francés tiene mucho de lo que Arteta parece querer en un delantero. Su capacidad para proporcionar un punto focal a los ataques ha sido clave para sacar lo mejor de Martinelli, Odegaard, Bukayo Saka y Emile Smith Rowe esta temporada, mientras que sus cualidades de liderazgo en este joven equipo han sido muy apreciadas. Al mismo tiempo, carece del decisivo instinto goleador que el Arsenal necesita para competir con los mejores equipos.

Es por eso que están en el mercado de un delantero que puede hacer esencialmente lo que hace Lacazette, y por un corto tiempo en la ventana de transferencia de enero parecía que podrían haberlo encontrado con Dusan Vlahovic, que cumplía con las características necesarias de presencia física y habilidades de enlace, además de marcar muchos goles e igualar (actualmente) el récord de la Serie A de Cristiano Ronaldo por la mayor cantidad de goles marcados en un año calendario en 2021.

Sin embargo, desafortunadamente, terminó mudándose de la Fiorentina a la Juventus en lugar de llegar a los Emiratos, y es que se cree que el deseo de jugar en la Champions jugó un papel importante en esto, y mientras el Arsenal estaba luchando contra el Liverpool el miércoles por la noche, él estuvo en acción durante su empate de octavos de final contra el Villarreal.

Mientras el Arsenal busca acercarse a competir en ese torneo en el que se encuentra ahora Vlahovic, y el poder encontrar una alternativa a él será clave este verano. Arteta ya ha admitido que los grandes partidos se deciden en los arcos y fichar a alguien tan efectivo como el serbio podría marcar la diferencia ante rivales de élite.