Tres nombres para un puesto: La elección de Xavi que cambiaría el funcionamiento del Barcelona

Ya clasificado a los cuartos de final de UEFA Europa League, el Barcelona piensa en el partido que jugará el fin de semana, que es nada más ni nada menos que el clásico, y para ganar al Real Madrid, Xavi apostará por un once muy parecido al que ganó el pasado jueves en Turquía, con el fin de lograr la épica y ganarle al líder de La Liga, que igualmente no contará con su carta de gol más importante: Karim Benzema.

Y si bien el entrenador blaugrana tiene casi todos los nombres confirmados, con jugadores intocables dentro del once titular como lo son Busquets, Pedri, Aubameyang y Ferran Torres; sumados a los puestos ya consumados, tendrá tres jugadores se disputarán las dos plazas restantes del once del clásico: Gavi, Frenkie de Jong, y Ousmane Dembélé, para completar el equipo.

Teniendo en cuenta que el experimento de alinear al canterano como falso extremo no ha salido demasiado bien en las contadas ocasiones en las que se ha probado (no ha jugado mal en esta demarcación, pero ha lucido mucho menos sus principales virtudes), lo más probable es que, si juega, lo haga en el mediocampo, y que entonces el neerlandés sea quien quede excluido en principio; pero el ‘21’ ha dado un incuestionable paso adelante en las últimas semanas y ha hecho méritos para ser titular mañana. En los partidos importantes de la competencia europea, contra Nápoles y Galatasaray ha rendido bien y ha marcado las diferencias que Xavi le pedía desde su llegada. Su presencia en el once obligaría al la pelea interna del DT, de elegir entre el desequilibrio de Dembélé o la ‘garra’ de Gavi para la plaza vacante, una decisión que condicionará el plan de partido del Barça y su estrategia para frenar en seco la dolorosa racha de cinco derrotas consecutivas ante el Real Madrid.