Xavi dará vacaciones a los jugadores que no irán al Mundial

Xavi Hernández ha tenido que recurrir un poco a la imaginación para planificar la hoja de ruta del equipo durante el tiempo que dure el Mundial de Qatar. Y es que por primera vez en la historia, la mayor competición futbolística del planeta se juega en invierno y en plena temporada, con todos los inconvenientes que ello supone.

Para empezar, Xavi se quedará en cuadro a partir del 9 de noviembre, fecha en la que los jugadores internacionales harán las maletas para viajar a sus respectivas selecciones para preparar la cita mundialista. De hecho, el técnico blaugrana ha dispuesto 19 días de vacaciones para los jugadores que se queden en Barcelona y no participen en el Mundial.

Desde el 14 de noviembre hasta el 1 de diciembre, la Ciutat Esportiva cerrará las puertas al primer equipo, a excepción de aquellos lesionados que continúen con su rehabilitación. Mención aparte merece Ronald Araújo, que intentará acelerar su recuperación para acortar plazos y rematarlo con los servicios médicos de la selección uruguaya, así como también Memphis Depay, que se incorporará con el combinado ‘oranje’ para acabar de ponerse a punto.

A partir del 2 de diciembre, los pocos jugadores que se hayan quedado en Barcelona -Bellerín, Peña, Pablo Torre y posiblemente Ansu Fati, Alonso y Balde-, empezarán una pretemporada, con el fin de llegar en las mejores condiciones posibles al primer partido de la segunda etapa de la temporada, en el caso del Barcelona, el derbi contra el Espanyol el 31 de diciembre.

A medida que los mundialistas vayan siendo eliminados, se irán incorporando a la disciplina blaugrana, teniendo en cuenta que también contarán con una semana mínimo de descanso para poder recargar las pilas.

Los que menos podrán disfrutar de vacaciones serán los semifinalistas y finalistas -juegan el 17 y 18 de diciembre, respectivamente-, por lo que apenas tendrán tres o cuatro días de asueto, aunque seguramente habrá merecido la pena este pequeño sacrificio.